BERNARDOdeSOLA INICIO ESTUDIO PROYECTOS PUBLICACIONES CONTACTO PROYECTOS ESPACIO PÚBLICO INFRAESTRUCTURAS CONCURSOS MOBILIARIO URBANO

 

 TRANSFORMACION DE LA AVENIDA DIAGONAL 2010 TRANSFORMACIÓN DE LA AVENIDA DIAGONAL 2010.
Las propuestas salen del convencimiento de que la Diagonal deja de ser una vía básica de transito rodado a través de la ciudad, convirtiéndose en nuevo espacio publico de gran centralidad para esta. Los estudios de movilidad demuestran la posibilidad de que esto sea realidad. Librada del tráfico privado, la nueva Diagonal podrá incorporar una importante plataforma para el transporte público de superficie (siempre más accesible y amable que el metro). La incorporación del tranvía en esta plataforma no es el elemento detonador de la reforma, en cualquier caso es una consecuencia de ello. Es por esto que hablamos de una plataforma de transporte público en superficie, sea lo que sea el transporte utilizado.La nueva movilidad propuesta a la Diagonal debe de ser compatible con las actividades de relación ciudadana, disminuyendo el ruido y las incomodidades de la actual situación. La reducción del transito rodado es un elemento fundamental para conseguir este objetivo, juntamente con la introducción del tranvía y el potenciamiemnto del uso de la bicicleta.Las características especificas de la Diagonal (trazado y pendiente) la convierten en un eje fundamental para el paseo y la bicicleta. Las nuevas propuestas persiguen garantizar la continuidad de este paseo ambos para peatones como para bicicletas. Cualquiera transformación de la Diagonal tiene que incrementar la superficie destinada al peatón y al ocio. El área ocupada por el transito rodado, inclusive la bicicleta, no debería de superar nunca el 50% del total. Si no fuera así, la modificación de la sección perdería de sentido. Con el fin de optimizar el espacio utilizable para los peatones hay que evitar la aparición de medianeras, ya que restan espacio útil y acentúan el carácter de vía de transito rodado. Las nuevas propuestas tienen que favorecer la calidad y el confort del espacio publico recuperado.La recuperación de la diagonal tiene que contar con las limitaciones que provienen del subsuelo. Hay que tener en cuenta la importante cantidad de servicios que aprovechan este trazado privilegiado debajo de la cota de la calle (colectores, red de saneamiento, telecomunicaciones, transporte publico…). El arbolado es un elemento característico de la Diagonal y es por este motivo que cualquier proyecto tiene que mejorar sus condiciones de vida, corregir todas aquellas situaciones que actualmente ponen en peligro su supervivencia, y abordar la renovación de los ejemplares que se consideren necesarios, para non maltratar el patrimonio que significa este conjunto de árboles respecto al futuro de la ciudad de Barcelona.La simetría actual de la sección no es un valor en si misma. Aun que, la simetría de uso que requiere la Diagonal (circulación, acceso a fachadas, redes de servicios en el subsuelo…) y su relativamente escasa dimensión (50 metros), dificultan las soluciones asimétricas, sobretodo si la plantación de árboles mantiene la simetría.Aun que entendiendo que la diagonal es un espacio que pertenece a todos los ciudadanos, su transformación tiene que tener en cuenta las necesidades de los que residen y trabajan en los edificios que la conforman. Hay que garantizar un buen servicio a las fachadas facilitando la accesibilidad de las mismas. La Diagonal tiene que evitar ser entendida como frontera entre barrios. Hay, por tanto, favorecer las conexiones transversales (pasos peatonales9, y poner en relación las fachadas opuestas.Queda pendiente en las propuestas actuales, plantear soluciones para garantizar las necesidades de aparcamiento de coches y principalmente de motos, que actualmente ocupan de forma incívica una gran parte de la superficie destinada a peatones. También hace falta estudiar pequeñas modificaciones en los accesos a algunas de las cuatro líneas de metro que cruzan la Diagonal para garantizar la confortabilidad del intercambio con el tranvía.El abandono de la Diagonal como drecera para el transito privado de atravesamiento tiene que permitir donar continuidad a los trazados del tranvía actualmente existentes sobre losextremos opuestos de esta vía. El cruce de la Plaza Francesc Marciá es un punto delicado a estudiar. Se descarta la solución soterrada, ya que las rampas de salida del túnel toman una dimensión desmesurada que contradice la voluntad de recuperación de la Diagonal como espacio publico para el ciudadano.El proyecto de transformación de la diagonal tiene que reorganizar el encuentro entre esta vía, la calle Marina y la calle Aragón. Este punto es actualmente una interrupción evidente del eje de la Diagonal, debido a la desmesurada dimensión destinada al tráfico rodado, como una forzada topografía, fruto del aprovechamiento de una antigua cobertura de las vías del tren.Las nuevas propuestas para la diagonal pretenden donándole continuidad y homogeneidad desde Francesc Marciá hasta Gloríes. La solución que se proponga para esta plaza deberá tener en cuenta de este espacio público recuperado para la ciudad de Barcelona.
 VOLVER A ESPACIO PÚBLICO
CONTACTO Carrer Mallorca 184 5º planta. 08036 BARCELONA 93 454 7583 desolagori@coac.net www.bernardodesola.com
Copirright De Sola Gori 2016 // Todos los derechos reservados